Dra. en Arq. Yolanda Fernández Martínez
Directora de Habitar y más
https://www.facebook.com/habitarymas

Incidente vial en la Avenida República de Corea en Altabrisa.
Viernes 28 de mayo a las 12:23 horas. Archivo personal.

La movilidad urbana siempre será uno de los principales temas de la agenda pública, social y de salud. Desde el momento en que salimos de nuestras casas y nos incorporamos a las vialidades de la ciudad, ya sea caminando, en bicicleta, transporte público o en automóvil, todos somos parte del sistema de la movilidad y como tal, debemos comportarnos con responsabilidad y contribuir al funcionamiento armónico de la movilidad.

Por tanto, conducir un automotor puede significar una de las actividades con mayores repercusiones en nuestra vida diaria. Tanto en lo personal como en lo familiar, así como en lo laboral, el hecho de desplazarnos por la ciudad para cumplir con nuestros compromisos representa un riesgo que debería de ser minimizado a grado cero, siempre y cuando todos asúmanos tal responsabilidad.

El pasado viernes 28 de mayo al medio día, un automóvil perdió el control y se subió a la guarnición del camellón de la Avenida República de Corea en Altabrisa. Afortunadamente este hecho no pasó a mayores, sin embargo, es una constante en dicha zona y pone en riesgo permanente a ciclistas y peatones, los cuales carecen de espacios diseñados para desplazarse con seguridad.

En virtud de lo anterior y de lo recurrente de tales incidentes en la vía pública, se requiere implementar una auditoría vial para determinar las causas de tales desafortunados eventos, que sí bien pueden estar vinculados con las malas prácticas al conducir un vehículo, como puede manejar con distractores o la alta velocidad, y ni qué decir de la combinación de ambos; también pueden existir condiciones técnicas y de diseño de la propia vialidad que condicionan su buen desempeño. En este caso estaríamos hablando de curvas pronunciadas, o ligeras pendientes en la vialidad que son generadoras de inestabilidad.

Asimismo, debería de trabajarse intensamente en un mapa interactivo en dónde se evidencie los puntos concretos en tales incidentes, así como de su frecuencia. En el entendido de que después de 3 eventos, ya no podría ser “casualidad” que los conductores se distraigan en el mismo lugar. Sin embargo, de manera simultánea, se requiere una campaña permanente de educación y cultura ciudadana, para fortalecer conductas responsables en la población.

Para ello, sería interesante establecer una agenda pública y usar estratégicamente los espacios que existen de publicidad en la ciudad, para que cumplan con su función social. Además de diseñar campañas creativas y educativas en donde los niños y los adolescentes sean los ejes centrales, para generar conciencia desde la infancia y, sobre todo, preparar una nueva generación de usuarios de las vialidades.

Finalmente, el Derecho a la Ciudad es un ejercicio conjunto entre ciudadanía y gobierno, y para ello la educación y la construcción de una cultura responsable en dónde el tema central radica en saber cómo cuidarnos los unos a los otros en las calles, debería ser una prioridad de la agenda política y pública.

Así que regresemos a la Avenida República de Corea para rendir un informe sobre cuántos y en dónde se registran estos incidentes viales, para cruzar información sobre las acciones que se hacen o de deberían de hacer, para garantizar la seguridad de los peatones y ciclistas, los cuales están el riesgo permanente a lo largo de la vialidad.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *